La Cocina Maya Chontal, Origen de identidad en la historia del Chocolate en el mundo.
Desde tiempos prehispánicos el cacao ha sido fuente de alimento, misticismo y adoración, ya sea por los beneficios a la salud como alimento y energía o como medicina al cuerpo y al alma.
Seguramente en el rincón mágico que huele a leña y humo, mezclado con ese aroma a cacao tostado, moliéndose, acompañado de ese vapor que nos dice que ya está listo el maíz nixtamalizado o no, ahí, en ese entorno de olores a frutos, especies, flores, hierbas aromáticas, donde la INDÍGENA Maya_Chontal tuesta, descascarilla, muele y le agrega pimienta gorda y Chile amashito, envuelve esa porción en hoja de tó u hoja blanca y sale por el Río MAZAPA (río de los venados) navegando en su rivera, en un gran cayuco con otros presentes sin saber que esa porción llevaba un destino para el mundo, que se convirtió en la más saboreada historia con sabor y aroma a chocolate, es Tabasco, cuna del origen del Chocolate al mundo y la historia ha quedado escrita gracias a esas manos que crearon MAGIA para enamorar a quién lo prueba y empieza a amarlo.
El motivo de situar el nombre de COCINA MAYA_CHONTAL, en la historia, es reconocer que ahí, donde está narrada en su aroma a leña y humo, las páginas escritas de toda una comunidad, donde aún se palpan las alegrías y tristezas, al ser el punto de reunión familiar que se platica, trabaja, se recibe a las visitas y se ofrece una bebida de cacao para ser más amena la plàática siendo un signo de bienvenida, claro esta bebida debe ser amarga porque el buen Pozol, tiene que estar cargado de cacao que se antoja combinarlo con un dulcito de orej’mico, coco, de leche o de las conservas de nance o de la gran variedad de frutos que se encuentran en la plantación de cacao .
Esa es la cocina, compartir y contar las historia del día, siendo más sabroso con el calor y jícara en mano.
La familia hace de su cocina su lugar preferido; en el que se preparan los alimentos a diario, o bien junto con los vecinos ahí se reúnen para celebrar las fiestas del Santo patrono, después del novenario que son otras fiestas durante 9 días previo a la celebración al Santo, igualmente los velorios y rezos para el difunto recién fallecido, cabo de año, que se vuelve toda una fiesta en la comunidad.
Bautizos y bodas es otra oportunidad de convivir y disfrutar de los alimentos preparados y ofrecidos.
Ahí van las vecinas, comadres, las mujeres de la familia y sin faltar las abuelas que son las que dirigen el cómo hacer los guisados, según recetas familiares y ahí comienza la platicadera donde se comenta todo para estar al día, desde la chamaca que se robaron, el marido que agarró a cinturonazos a la mujer hasta de esa mala mujer que quita el marido a las mujeres, ciertamente es la narrativa verbal que van conformando la historia de la comunidad, hasta las inventadas por esa que le encanta la lengua y con sus palabras se las come viva , hace y deshace.
Ahí también se cura, se ensalma, se ramea con hierbas frescas como la hierbabuena, albahaca, toronjil mezcladas con agua verde de FAISÁN, esto quita la calentura, el mal de ojo y envidia, males del estómago, huesos y sin que se enteren los demás, en secreto, se preparan pócimas para hacer el “trabajo” de embrujar aquella persona que es un amor no logrado y más en secreto para calmar aquel hombrecito que anda como el gallo visitando a otros gallineros o no deja la tomadera, para que se calme, su hervor de la FLOR del Toloache, sin embargo hay los casos extremos de aquel Santo señor que ya no puede “cumplir”, pero la mujer quiere “atención” diaria y que se lleva ella su botellita del agua de Santiago de Galicia, aquél que lleva muy en alto sosteniendo su espada de acero.
Cocina maya_chontal lugar también de enseñar a las hijas a ser buena mujer, a guisar, ellas son las que alimentan, son el alma de la familia, regazos donde se palpa los sentimientos y que continúan contando historias envueltas en aromas, sabores a cacao fresco y chocolate Real Tabasqueño, de la zona de la Chontalpa, de la rivera del río MAZAPA, río del CACAO.